Entradas

El e-commerce crece como nunca antes, las pandemias aceleran la transformación digital y el cambio es inminente. ¿Cómo será el retail del futuro?

Hace tres años escribí un artículo en la Revista Capital hablando de la crisis del retail tradicional en 2017 obligado a cerrar tiendas “por culpa” del e-commerce. Ya en ese momento la continuidad del comercio físico y presencial se ponía en duda por la prensa pro-innovación. Hoy en el contexto del covid-19, millones de tiendas cerradas durante meses y un cambio vertiginoso en la digitalización, me hace mucho sentido re-visitar el tema del “Retail del Futuro”.

Dame 30 segundos para revisar las tendencias

  • La población sigue creciendo, cada vez hay menos pobreza, más esperanza de vida y por consecuencia mayor consumo.
  • El mundo está cada vez más conectado, no sólo en términos de internet, sino de carreteras físicas y sistemas de comercio internacional. Hoy es mucho más fácil la logística del retail internacional (cross-borders).
  • El retail tiene un crecimiento promedio de 5% anual, y si bien este 2020 el COVID19 va a significar una disminución anual de 3%, todo indica que el retail va a seguir creciendo.
  • La participación del e-commerce sobre el total de las ventas de retail venía creciendo a un ritmo estable desde 2010 y según el índice «U.S. Retail Index» de IBM, el Covid-19 va a acelerar el e-commerce a un equivalente de 5 años del ritmo que traía.
  • Como mencionaba en mi artículo de 2017, los centros comerciales ya se dieron cuenta hace mucho tiempo que tenían que hacer algo al respecto.

¿Es todo esto una sentencia de muerte para los centros comerciales?

Yo al menos creo que no, y hay dos grandes razones:

La primera gran razón obedece a la complejidad del retail, las tiendas van a cambiar, pero van a seguir existiendo y se van a seguir concentrando en centros comerciales . Hay quienes prefieren vitrinear online, algunos en persona, otros necesitan probarse los productos antes de comprarlos (aunque los compren online). Es indudable que el centro comercial y el e-commerce van a ser experiencias cada vez más integradas. Vamos a ver nuevos formatos de compra presencial de la misma forma que vimos aparecer Amazon Go, las máquinas dispensadoras de teléfonos de Xiaomi o las cajas de auto-atención de McDonalds.

Xiaomi’s Mi Express Kiosk. Image: Xiaomi

La segunda gran razón obedece a la naturaleza de las personas: somos animales sociales y necesitamos un punto de encuentro. Los centros comerciales han sabido reconocer esta tendencia y se han transformado en espacios públicos para la comunidad y la primera opción a la hora de ir a tomar un café con un amigo, tener una primera cita, ir al ver una película al cine o ir a almorzar con la familia.
Los centros comerciales ya no se preocupan sólo de hacer «shopping», se enfocan en crear experiencias, por eso hoy puedes encontrar salones de videojuegos, skateparks, boulevards de restaurantes, música en vivo, mercados temáticos temporales, pistas de patinaje en hielo, ferias de animales, muros de escalada o incluso olas artificiales para practicar surf. Yo en México vi un centro comercial con una montaña rusa adentro, el cielo es el límite.
Y bueno, la experiencia y la sociabilización va acompañada de un poco de shopping. Estás con tus amigos tomando un café y cuando caminas ves una tienda que te gusta y quizás te tientas con algo, no? Al menos a mi sí me pasa… En este sentido, no es muy diferente a una red social: vas a hablar con tus amigos y terminas enganchando con los “ads” o avisos publicitarios que te incitan a comprar. Cuando estamos felices compramos cosas, o no?

Lo único seguro es que las cosas van a cambiar. Algunos cambios ya los hemos visto, otros como los que describo son bien obvios, pero ¿qué más va a cambiar en este Retail del Futuro?

Gert Findel, Director AIM Manager.

En AIM no detenemos nuestras operaciones y seguimos reclutando a profesionales para cubrir todos los servicios que ofrecemos a nuestros clientes. Esta vez le damos la bienvenida a Bárbara Flores que se integra al equipo de BI de la familia AIM.

Bárbara, ingeniero civil industrial, nos contó que este ha sido el periodo más largo que se mantenido activa buscando empleo a través de diversas plataformas. Sin embargo, considerando la contingencia actual se considera afortunada de haber encontrado trabajo en nuestra comunidad, ya que la industria actualmente está en procesos de ahorro, despidos y la contratación ha mostrado una baja considerable. Nos contó: «Por suerte no me fue tan difícil considerando la contingencia  actual, igual ha sido el periodo más largo en el que me he encontrado activamente en búsqueda de empleo. Creo que encontré trabajo en el momento preciso».

Bárbara encontró la oferta de empleo a través de un grupo de Facebook llamado «Big Data & Data Science Chile», donde habíamos publicado la oferta laboral. Desde la plataforma se contactó con nosotros y continuó con el proceso establecido. Sin duda que el periodo de selección, entrevistas y pruebas técnicas ha sido diferente a su experiencia anterior, ya que todo debió ser de forma remota. Tuvo 3 entrevistas virtuales, con 3 jefaturas diferentes y el experto en el área realizó una prueba de SQL. Es primera vez que vive una experiencia de contratación totalmente remota, donde aun no se conoce presencialmente con algún trabajador de la compañía.

En cuanto a la experiencia en el cargo, Bárbara nos comentó que ha trabajado  como analista en áreas de ecommerce y marketing digital en Paris.cl y en Falabella.com. «Me ha tocado generar reportería en una herramienta de visualización de data que se llama «Data Studio». Es una herramienta creada por google, bastante más básica que Tableau, pero se usa generalmente en marketing digital, por ser gratuita» finalizó. Sin duda será un gran desafío adaptarse a las nuevas tecnologías y protocolos de nuestra compañía.

Finalmente le preguntamos cuáles serán sus desafíos en AIM, nos dijo: «Principalmente aprender, me gusta conocer nuevas herramientas y todas las posibilidades que entregan distintos software. También pasarla bien, que mi día a día sea entretenido. Y finalmente entregar un buen servicio al cliente».

Como familia AIM estamos muy contentos de recibir a Bárbara, sobretodo en tiempos de pandemia, donde el escenario actual es hostil y poco alentador en términos de nuevos empleos. Indudablemente será un gran apoyo en el área de business intelligence y esperamos aprender en conjunto para entregar un mejor servicio a nuestros clientes.

¡Bienvenida Bárbara a la familia AIM!

Estamos viviendo un importante momento a nivel mundial y frente a esto debemos empezar a buscar respuestas y soluciones que nos ayuden a reducir su impacto en la industria empresarial de manera urgente, siendo la tecnología una de las principales opciones. La transformación digital, el fácil acceso a la conectividad, y la coordinación público-privada, pueden transformarse en un aspecto importantísimo a la hora de prevenir y mitigar los riesgos que ha provocado esta pandemia, para recuperar en el mediano y corto plazo el desarrollo económico y cultural de Latinoamérica y el mundo.

Si consideramos que México cuenta con más de 87 millones de usuarios de comunicaciones móviles, de los que el 95.3% usan Smartphone, según la Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de Tecnologías de la Información en los Hogares 2019. Es posible deducir que contamos con una herramienta valiosa para combatir este virus que ha provocando cambios que posiblemente serán permanentes en la industria y el sector económico y social.

El inminente impacto del Covid-19 ha obligado a diversas industrias (que no se habían atrevido a innovar), a digitalizarse más de lo esperado; se normalizó el trabajo a distancia, las video llamadas, gestión organizacional remota o el seguimientos online de procesos para mejorar la operación y tomar decisiones a tiempo, a través de aplicativos móviles y herramientas digitales. Esta situación nos ha hecho ver con más claridad los beneficios que entrega la tecnología y a la vez cuestionarnos cómo vamos a regresar a esta “nueva normalidad” de la mejor forma, adaptando nuestras vidas a una realidad que se mantendrá en el tiempo y amenaza con impactar en todos los niveles de la industria y de la vida misma.

El constante cambio e innovación es parte de nuestra realidad actual, dejando atrás los costosos y largos métodos tradicionales que no ayudan a la renovación digital. El reto es adaptarse al cambio, pues la manera en la que nos relacionamos, gestionamos, trabajamos e interactuamos en sociedad, han cambiado de manera drástica en muy poco tiempo. Esta revolución digital significa una gran oportunidad para que las empresas puedan desarrollar y entregar soluciones acordes al mercado que puedan solucionar las problemáticas actuales de manera digital y remota.

Finalmente hay que considerar que la tecnología ha sido el motor para crear nuevos métodos que faciliten la vida de las personas y a su vez el desarrollo de las compañías. El útimo tiempo hemos visto que los avances tecnológicos entregan beneficios reales en la optimización de la gestión operacional, especialmente al reducir los recursos asociados y al mejorar la experiencia de los usuarios o clientes, perfeccionando nuestros productos y servicios a través de la tecnología.